Gestión de stock omnicanal, un nuevo enfoque
Gestión stock omnicanal para optimizar la efectividad de tu almacen

La digitalización de los negocios cambió la manera de gestionar la cadena de suministro. Conoce qué hacer para la gestión de stock omnicanal.

Bajo un enfoque minorista omnicanal, los clientes son más impacientes y están menos dispuestos a aceptar las limitaciones de las empresas, por lo tanto, la capacidad de atención de la cadena de suministros se ha convertido en un diferenciador importante en la fidelidad y decisión de compra.

Actualmente, los consumidores esperan ver en las tiendas físicas los productos a los que tienen acceso on-line. Por esta razón, las cadenas de suministros tradicionales ya no cumplen con las expectativas de los clientes, pues no están preparadas para atender las demanda omnicanal.

Resumiendo, el mundo digital elimina tres principios que guían los modelos tradicionales de negocios:

Para empezar, el primer principio destruido por el mundo digital es la demanda desconocida. Antiguamente, las empresas no sabían cuál era la demanda específica para un determinado producto y consumidor, lo que traía como consecuencia rupturas de inventarios, pérdidas en ventas y excesos de stock.

El segundo principio afectado por la gestión de stock omnicanal fue la capacidad limitada de acceso a productos y servicios. En el mundo físico, existe la posibilidad de no encontrar productos puesto que es necesario llevarlo físicamente a la tienda, mientras que en el mundo digital los clientes tienen acceso a cualquier producto desde cualquier lugar. En resumen, la escasez dejó de ser una limitación.

Por último, el fin de la asimetría de las informaciones viene con la digitalización de los consumidores, en la que una de las partes de la transacción comercial (el minorista) sabía más sobre las características y la disponibilidad de productos que la otra (el cliente).

Un nuevo enfoque para la gestión de stock omnicanal.

Para lidiar con cadenas digitales de distribución que manejan los tres principios mencionados anteriormente, es necesario crear un enfoque diferente para la gestión de stocks omnicanal. Para empezar, este enfoque debe resultar conveniente para el consumidor y además recolectar datos que puedan ser usados por el minorista y por la industria para mejorar los procesos de negocios.

Como consecuencia, la gestión de stock del comercio minorista omnicanal coloca al consumidor en el centro del negocio, otorgándole el poder de decidir cómo y cuándo comprar y recibir los productos. 

En el mundo digital, las empresas aprenden a partir de cada interacción con los clientes y construyen relaciones más sólidas. De ese modo, consiguen ser relevantes para más clientes, al mismo tiempo en que se mantienen financieramente saludables.

Dentro del  enfoque omnicanal, la cadena de suministros es dinámica y se encuentra impulsada por algoritmos que utilizan reglas de negocios para optimizar la red. Por ende, el negocio puede responder a las fluctuaciones de la demanda en forma rápida y reducir el exceso de stock. Por consiguiente, al desarrollar una red que responde a la demanda, el minorista logra identificar mejor las variaciones en la búsqueda de productos y planificar mejor sus compras.

Si observamos el comercio minorista del futuro, la agilidad obtenida por una cadena de suministros flexible, así como el conocimiento adquirido a partir de la recolección de datos de los consumidores, permitirá que las empresas entiendan mejor sus curvas de demanda y consigan calibrar sus respuestas.

¿Necesitas gestionar tu stock? ¡Contáctanos

Post anterior
Post siguiente